Gelatina y leche condensada

Para tener una merienda perfecta y agradable la gelatina es una buena opción, pero para salir de lo ordinario la gelatina y leche condesada hacen una combinación excepcional, es una receta fácil de lograr y solo necesitas de unos cuantos ingredientes.

Ingredientes para la combinación perfecta

La gelatina con sabor a fresa hace una perfecta combinación con la leche condensada. Solo necesitas de un sobre de gelatina con sabor a fresa, 2 sobres de gelatina sin sabor y una lata de leche condensada.

¿Cómo hacer la gelatina con leche condensada?

Primero coloca a hervir una olla de agua, después la retiras del fuego y agregas la gelatina con sabor a fresa, debes remover bien para que la disolución sea completa. Luego agregas poco a poco la gelatina sin sabor y remueves hasta que esta se diluya completamente.

Cuando los ingredientes estén bien unidos y no queden residuos en la mezcla le añadimos la lata de leche condensada poco a poco y mezclamos bien. La mezcla se va a aclarar un poco tomando una tonalidad rosada, esto se debe a la leche condensada. Por ultimo agrega un poco de agua fría y lleva a la nevera por 4 horas como mínimo, para que la gelatina cuaje perfectamente y podamos desmoldar la gelatina con leche condesada de manera más fácil.

¿Que no se debe hacer en esta receta?

Es recomendable que tengas bien medida la cantidad de agua fría que quieras añadir a la mezcla de gelatina con leche condesada, porque si se agrega mucha agua el resultado final será una gelatina simple y con un sabor muy suave, y si agregas muy poca agua fría el sabor final puede llegar a ser muy dulce. Para estar seguros puedes probar un poco de la mezcla para saber si el sabor es de tu agrado.

Consejos extras para hacer una gelatina con leche condensada

Si quieres hacer una gelatina con leche condensada más rica, puedes agregar a la mezcla final unas fresas picadas, el sabor será insuperable y cuando cortes la gelatina la presentación será muy buena.

Cuando la gelatina este ya cuajada y desmoldada, puedes decorarla con un poco con más fresas picadas y un poquito de leche condensada extra. Aunque si le agregas un poquito de sirope de chocolate también tendrás una combinación muy buena.

Cuando quieras algo distinto y una combinación original deja ir tu mente y solo cocina, de seguro es resultado final será el mejor. La gelatina y leche condesada hacen una mezcla perfecta con un sabor muy bueno de seguro vas a sorprender a todos con este rico postre.