¿Cómo hacer un sándwich de huevo, tocino y queso?

El desayuno perfecto es algo que sea rápido, sencillo de hacer y lo más importante delicioso. Hacer un sándwich de huevo, tocino y queso cumple con los requisitos antes expuestos, aunque no solo se puede comer en el desayuno, también se puede comer entre las comidas ya que es un platillo que te va a hacer feliz a cualquier hora del día.

¿Que necesito para hacer un sándwich de huevo, tocino y queso?

Los ingredientes son muy simples y de seguro ya los tienes en la despensa, solo necesitas un pan de banquete o hamburguesa cualquiera de los 2 son perfectos, también necesitas  unos 3 huevos, queso, y por supuesto la estrella del platillo el tocino, con unas 3 longas de tocino bastara para hacer un sándwich de huevo, tocino y queso perfecto.

Preparación del tocino y el huevo

Primero coloca el sartén con el tocino a cocinar, tienes que esperar a que sea vea un poco dorado para sacarlo, no es necesario agregar ningún tipo de aceite adicional para su cocción ya que cuando el tocino cuando se esté calentado va a soltar su propio aceite.

Después bates los huevos y agregas un poco de sal y pimienta al gusto, lo llevas al sartén y listo. Cabe destacar que para preparar el huevo tienes libertad creativa, ya que con los diferentes tipos de preparación que tiene el huevo queda perfecto para hacer un sándwich de huevo, tocino y queso.

Pasos finales para hacer un sándwich de huevo, tocino y queso

Teniendo el tocino y huevo listos agarras tu pan que debe estar divido en 2 partes para hacer el emparedado, y colocas una rebanada de queso, después el tocino y el huevo, y por ultimo otro rebanada de queso y cierras tu sándwich con la otra parte del pan.

Ahora solo lo llevas al horno por unos 3 o 4 minutos hasta que el queso de derrita y lo puedes acompañar con un deliciosa taza de café si para el desayuno, o con lo que quieras ya que combina con cualquier tipo de bebida.

Consejos extras para hacer un sándwich de huevo, tocino y queso perfecto

Le puedes añadir al pan un poquito de mantequilla para tener un sabor más concentrado, pero recuerda que ya tienes los sabores del tocino y este es la estrella del plato así que no te pases con la mantequilla.

Puedes esperar un poco más y hacer los huevos en el mismo sartén que hiciste el tocino, así el sabor será un poco más auténtico.

Si eres amante del tocino este es un platillo perfecto para ti, porque aprovecha todo el sabor que el mismo te puede ofrecer, así que no esperes más y ten un momento inolvidable probando estos únicos sabores que este plato te puede ofrecer.